puertas marbella

Las puertas de nuestro hogar tienen un papel crucial y es que por un lado ayudan a decorar (sobre todo las puertas de interior), además de protegernos ante cualquier tipo de intromisión por parte de personas que no deberían de tener acceso.

Si crees que ha llegado ya el momento de renovar las puertas de tu casa (interiores y exteriores), pero ni tan siquiera sabes por dónde deberías de empezar, con esta guía lo vas a tener mucho más fácil.

Tipos de puertas para el hogar

Puertas Interiores

Según el tipo de giro

• Abatibles: Suele ser el tipo de puerta más habitual que nos vamos a encontrar, de una o de doble hoja. Están más bien pensadas para usarse en el salón, ya que el hueco de la puerta de este lugar suele ser más grande.

Podemos optar por una puerta de doble hoja (que tenga el mismo tamaño) o bien por una que disponga de una parte móvil y una fija (es decir fijo y puerta).

• Correderas: Su principal ventaja es que nos ayudarán a ganar algunos centímetros adicionales, evitando ocupar espacio en el momento en el que se abran.

Dentro de esta categoría nos encontramos con 3 tipos de puertas. Por un lado tenemos las correderas integradas (aquellas que requieren de obra, consiguiendo que la puerta quede integrada en pared), también las correderas superpuestas (en las que no se requiere de hacer obra, puesto que las puertas quedarán suspendidas en una guía anclada a la zona superior de la pared) y finalmente las puertas plegables (no te hará falta tener espacio para el giro y tampoco requerirán de obra). Son perfectas si nuestra idea es ganarle algunos centímetros de espacio al habitáculo.

Según su composición

• Huecas: Su interior se ha fabricado con panel de nido de abeja; son ligeras aunque su aislamiento térmico y acústico es algo menor.
• Macizas: Confeccionadas con MDF, aglomerado y con algún material relacionado. Menos ligeras pero mucho más aislantes.

Puertas de Exterior

Aunque si bien es cierto que las podemos encontrar en toda una serie de colores, estilos y se pueden configurar de varias maneras, las puertas de exterior se pueden clasificar en estas 4 opciones:

• Acorazadas: Las más seguras para nuestro hogar. En lugar de tener el clásico panel de madera, este es sustituido por un panel de chapa, siendo muy resistente a cualquier tipo de vulneración externa.

• Blindadas: Cuentan con un marco de MDF que suele estar revestido por una chapa de madera. Además, el interior ha sido reforzado con 2 chapas de acero con una medida de 0,7mm.

• Macizas: Están pensadas para aguantar los efectos del paso del tiempo y los agentes del entorno. Se recomiendan más bien para un tipo de vivienda rural, o bien para conseguir una decoración rústica.

• Metálicas: Finalmente tenemos las metálicas, compuesta por un marco de acero de 1.5mm. Además, la hoja, a su vez, dispone de una doble chapa de acero de 1mm de espesor.

Con esta clasificación, sabrás que tipo de puerta te conviene más según tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *